“Pensamiento computacional”, el nuevo reto para todas las escuelas.

Luego de la entrega masiva de computadoras, los ministros de Educación de las 24 jurisdicciones acordaron los contenidos formativos para la era de los algoritmos.

Como si fuera un partido de fútbol en el que las reglas cambian cada 15 minutos y los arcos son móviles -siempre corriéndose un poco para atrás-, docentes y funcionarios deben encarar la educación digital en un entorno de incertidumbres. Tras una primera etapa en la que la mayoría de los sistemas educativos se enfocaron en la entrega masiva de computadoras a los alumnos, ahora vivimos una nueva era en la que se apunta a que los estudiantes comprendan el “pensamiento computacional”, dominen sus técnicas más relevantes y tengan una mirada crítica sobre los cada vez más omnipresentes algoritmos.

En eso anda el mundo, y en eso también andan los ministros de Educación de la Argentina, que el año pasado -reunidos en el Consejo Federal de Educación- firmaron por unanimidad una resolución que establece que todas las escuelas del país -desde el jardín de infantes en adelante- deberán encarar esta transformación. Y que lo harán sobre la base de la programación y la robótica.